Jack Andraka: el joven que inventó una tira detectora de cáncer de páncreas, de ovario y de pulmón

compartir

La salud no se valora hasta que la enfermedad viene

“La salud no se valora hasta que la enfermedad viene”.
−Dr. Thomas Fuller, Gnomologia, 1732.

Muchos hemos sido testigos de la enfermedad y la muerte, y más específicamente ligada al cáncer y sus variantes. Algún familiar o amigo cercano a nosotros ha padecido esta enfermedad que en muchos de sus casos, pudo haberse tratado con mayor éxito si la detección hubiera sido temprana. Este es el caso de muchísimos pacientes con cáncer de páncreas, la enfermedad se manifiesta cuando ya es demasiado tarde, cuando sólo hay un 7.2% de probabilidad de sobrevivir en 5 años*, porque además de ser un tipo agresivo, que avanza silenciosa y rápidamente, forma metástasis, lo que impide una cirugía curativa. Escenario tremendamente desesperanzador y desolador. Este fue lo que atestiguó Jack Andraka, un joven que contaba en ese entonces con 15 años, con un familiar que falleció de cáncer pancreático.

Andraka estudiaba la secundaria en 2012 en Maryland cuando le afectó profundamente la muerte de su familiar. Pero a diferencia de los otros adolescentes que en vacaciones viajan, juegan videojuegos y se reúnen con sus amigos, Jack decidió investigar en éstas por qué el cáncer de páncreas se detectaba tan tarde, cuando ya no había esperanzas de recuperarse. Entonces, encontró que el 85% de los casos habían sido diagnosticados con demora, que la prueba detectora tiene una antigüedad de 60 años y un costo aproximado a $800USD, y que además es bastante inexacta; un verdadero atraso para los avances de la medicina contemporánea.

La clave estaba en la detección de la enfermedad, ¿cómo hacer un detector más eficaz, rápido y a menor costo? Jack encontró que en los cambios de los niveles de proteínas en la sangre estaba la respuesta, pero no era sencillo. Comenzar un viaje por las moléculas orgánicas del cuerpo requirió de bases fuertes en bioquímica, disciplina que un adolescente apenas conoce por las materias de biología y química. Sin embargo, no se rindió y las tecnologías de la información le permitieron investigar dentro del famoso buscador Google y en la wikipedia, encontrando revistas científicas online gratuitas y fuentes suficientes para comenzar su investigación. Halló una base de datos sanguínea con cerca de 8 mil proteínas asociadas al cáncer pancreático y específicamente a la mesotelina, una proteína y marcador tumoral, presente en la membrana de algunas células del mesotelio, vinculado también al cáncer de ovario y pulmón.

Sabiendo esto, el siguiente paso fue el de experimentar para crear un detector con este marcador que pudiera identificar en la sangre el padecimiento en las primeras etapas, cuando puede ser controlable y curable, incluso antes de que se desarrolle la enfermedad. Andraka redactó un informe de su propuesta con procedimientos, materiales, presupuesto y todo lo que conllevaba realizar su proyecto. Solicitó a 200 investigadores de la Universidad Johns Hopkins apoyo para éste. Sólo el Dr. Arniban Maitra, profesor de patología y oncología, lo aceptó en su laboratorio.

Comenzó otro reto para Jack, llevar a cabo una investigación científica profesional con el cuidado y seriedad que esto requiere y aunque estaba bien dirigido por el Dr. Maitra, le faltaba pericia y saber que su trabajo era de estricto control sanitario, que debía ser minucioso y cuidadoso con el manejo de los materiales y reactivos, y después de 7 meses de pruebas fallidas y errores propios de su edad, obtuvo un test de papel que contiene una red de nanotubos de carbono, de un tamaño 50 mil veces menor al diámetro de un cabello, llena de anticuerpos humanos específicos contra la mesotelina, similar a las tiras reactivas de diabetes.

Según el joven, el test tiene una precisión mayor al 90% en la presencia de mesotelina. Es también 168 veces más rápido, 400 veces más sensible que el actual test de diagnóstico y sólo tarda 5 minutos en hacerse con un costo cercano a 3 céntimos de dólar. Igualmente es efectivo para detectar cáncer de ovario y pulmón, debido al mismo biomarcador de mesotelina. La versatilidad de este sensor permite que al cambiar el anticuerpo, se pueden detectar otras formas de cáncer y otras enfermedades como VIH.

Este proyecto tan promisorio le hizo ganar en 2012 el Gordon E. Moore Award** del Intel International Science and Engineering Fair y el Smithsonian American Ingenuity Award***. Actualmente, el papel sensor se encuentra en más fases de experimentación, pero Jack espera que se lance al mercado en un periodo de 5 a 10 años aproximadamente. ¡Hasta dónde puede llegar un joven con las herramientas adecuadas y la inquietud por saber, innovar y mejorar el mundo! Don’t believe everything you think! ¿Lectores, qué les dejo esta historia?

Los invito a acceder a nuestro video de Youtube y ver la conferencia de 2013, cuando se presentó el joven Jack en La Ciudad de las Ideas, Puebla, en el segmento “Wunder18”: https://www.youtube.com/watch?v=1PdSL9TDUL0 Si desean, pueden adquirir su reciente libro Breakthrough: How One Teen Innovator Is Changing the World. Recuerden, nos leemos en un mes. Au revoir!

Andrés Roemer, Curador CDI.

* Datos obtenidos del Programa Surveillance, Epidemiology, and End Results (SEER) del Instituto Nacional de Cáncer de EE.UU: http://seer.cancer.gov/statfacts/html/pancreas.html Link visto el 6 de julio de 2015, 19:06 hrs.

** Jack Andraka recibe el Premio Intel: http://www.intel.com/content/www/us/en/corporate-responsibility/jack-andraka-reacts-to-award-video.html Página vista el 7 de julio de 2015, a las 19:10 hrs.

*** Jack Andraka recibe el Premio del Smithsonian: http://www.smithsonianmag.com/videos/category/smithsonian-ingenuity-awards/?page=2 Página vista el 7 de julio de 2015, a las 19:17 hrs.

Para leer el artículo original de Newsweek, clic aquí: http://cdi.la/8c

Compra y/o activa tus boletos

Auditorio Metropolitano de Puebla

Sirio no. 2926, Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzatcóatl, C.P. 72560, Pue. México.

PLANTA BAJA

PLANTA ALTA

GALERÍA

$1,500

PESOS MEXICANOS

LUNETA

$4,500

PESOS MEXICANOS

PREFERENTE

$9,500

PESOS MEXICANOS

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Inglés Estadounidense.

Auditorio Metropolitano de Puebla

Sirio no. 2926, Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzatcóatl, C.P. 72560, Pue. México.

PLANTA BAJA

PLANTA ALTA

GALERÍA

$1,500

MEXICAN PESOS

LUNETA

$4,500

MEXICAN PESOS

PREFERENTE

$9,500

MEXICAN PESOS

Ingresa con tu perfil de Ideasta

Ideasta, reproduce contenidos ilimitados de la CDI, conversa con otros Ideastas y accede a tu perfil al registrarte en nuestra nueva página web.

IMPORTANTE: Sólo por este año, este perfil será alterno al que utilizas para comprar/activar boletos, si aún no te has registrado, ¡hazlo ahora y disfruta de la CDI al máximo!

Si quieres comprar o activar tus boletos, regístrate/inicia sesión en la página de registro https://registro.cdi.ahmreg.mx

Ya cuento con perfil de Ideasta

Olvidé mi contraseña

Quiero crear mi perfil de Ideasta

Crea tu perfil ahora